Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘piragüismo’

En los últimos años se han producido cambios sustanciales en la demanda de viajes.  Junto a las habituales preocupaciones por escoger el lugar se han añadido las de vivir una experiencia diferente que incluya la posibilidad de experimentar algo único: la aventura.

Siguiendo la conceptualización que hace Hedi H. Sung, Alastair M. Morrison y Joseph T. O´Leary en su estudio, el turismo de aventura sería aquel en el que se produce un “viaje o excursión con el propósito específico de participar en las actividades para explorar una nueva experiencia, por lo general supone un riesgo advertido o peligro controlado asociado a desafíos personales, en un medio ambiente natural o en un exótico escenario al aire libre” (Sung et al.,1997) 

De dicha definición podemos extraer las siguientes conclusiones:

Deseo de “explorar nuevas experiencias“:  Desde finales de la década de los sesenta, cambios sociodemográficos transformaron en gran medida la demanda tradicional de productos turísticos.  Al determinante del lugar y el precio, fue añadiéndose y cobrando cada vez más importancia la satisfacción o la posiblidad de interacción con el medio en lo que se ha dado en llamar vacaciones “orientadas a la experiecia”.  O en palabras del propio estudio citado, se trata de un turismo orientado a “actividades donde el propósito del viaje es experimentar y tomar parte de las actividades antes que recorrer las tracionales atracciones turísticas

Otro punto a tener en cuenta:  la “toma de riesgo” estrechamente vinculada con las sensaciones de desempeño personal, hacen que se elijan actividades al aire libre donde está muy presente “el deseo de logro, afiliación, control, escape y conocimiento de uno mismo” (Manning 1986)

Finalmente, el turismo de aventura es también una oportunidad para el desarrollo de determinadas zonas (como la ANSA Asociación de las Naciones del Sudeste Asiático), con grandes ambientes naturales, pero poco desarrolladas y que por tanto, no ofrecen suficientes infraestructuras para un turismo tradicional. 

En la actualidad, el turismo “de aventura” se ha convertido en uno de los segmentos del mercado de turismo de crecimiento más rápido y en aumento, poseyendo ya de hecho una demanda y características propias.

Pero sería erróneo considerar el turismo de aventura como un todo.  Existen tantas variedades como podamos imaginar, en un mercado que no para de reinventarse así mismo con nuevas propuestas.  Algunas de las más conocidas y tradicionales son:

El cicloturismo, actividad que consiste en viajar en bicicleta viajando por lugares que se encuentra uno a su paso. 

Los viajes pueden variar de duración, una persona con razonable buena forma física y una bicicleta cargada de equipaje puede hacer entre 50 y 150 km por día, dependiendo del tipo de terreno.  Para viajes de varios días caben alternativas: ir con un vehículo de apoyo, o autosuficiente.  Esta última modalidad también admite dos variantes: llevar todo lo necesario para acampar así como tiendas de campaña, sacos de dormir, etc.  O también se pueden utilizar hostales y hoteles para dormir, restaurantes para comer…(“cicloturismo de tarjeta de crédito”)

Senderismo:  actividad que se realiza sobre caminos balizados y homologados por organismos competentes de cada país.  Constituye una mezcla entre deporte, cultura y medio ambiente.  No confundir con el trekking que viene de un anglicismo originado en Sudáfrica y que empezó a usarse en los años ochenta por los alpinistas que viajaban al Himalaya o a los Andes para definir las largas marchas de aproximación a la base de las montañas que pensaban ascender.   En la actualidad describe la modalidad deportiva que consiste en recorrer de forma autónoma, a pie y durante varios días o semanas parajes aislados generalmente con dificultad de tránsito como puedan ser zonas montañosas o lugares remotos sin senderos. 

El piragüismo, canotaje o canoa kayak, es un deporte acuático que se practica sobre una embarcación ligera, normalmente de fibra de vidrio o plástico en embarcaciones de recreo y fibras de kevlar o carbono en las de competición.  La embarcación es propulsada por una, dos o cuatro personas (pero no tres) con una pala (que no remo).  Las principales embarcaciones son el kayak, propulsado por pala de dos hojas, y la canoa, propulsada por una pala de una hoja.

Existen varias modalidades, como aguas tranquilas, slalom de aguas bravas, kayak-polo, kayak de mar, piragüismo turístico y barco-dragón

Como curiosidad, decir que fue Cristobal Colón quien introdujo la palabra “canoa” en la cultura europea, y fue el primer americanismo del español.

En esta interesante página tienes más información acerca del turismo de aventura y empresas especializadas en él.

Read Full Post »